El caos en las habitaciones de los niños ¡PUEDES HACERLO!

Lo sé, te gustaría que estuviera ahí y que realizáramos el trabajo juntas. No te preocupes, te daré algunos consejos que podrás empezar a aplicar y realizar tú sola.

1. Elige el día. No se trata de levantarse inspirado. Para llevar a cabo esta tarea lo que necesitas es estar tranquila. Es difícil, soy consciente, pero seguro que existe algún momento en el que te sientas más relajada: haber dormido bien la noche anterior, haber tomado un buen desayuno o después de un enorme achuchón de tus hijos. Ni se te ocurra ponerte a organizar tras una discusión con los niños, tu pareja o con tu madre.

2. La colaboración del niño es fundamental. Y si añadimos la de su papá, entonces será perfecto. Dile que vais a jugar y que el juego se llama “un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar”. Ponle un ejemplo que entienda fácilmente. Si tiene una lámpara en su mesilla de noche, retírala y señalando luego la mesilla pregúntale, ¿qué cosa va aquí? Después coge unos calcetines y realiza esta otra pregunta ¿Y esta cosa, dónde va?

3. Abre la ventana. Deja que el aire fresco entre y renueve el ambiente y la energía estancada en la habitación.

5entrada

4. La cama bien hecha. Existe un debate actual sobre las ventajas de no hacer la cama pero yo aconsejo hacerla y hacerla bien. Una cama bien hecha protege las sábanas del polvo y aporta sensación de orden y limpieza.

5. Coloca cuatro cajas juntas. Las cajas deben ser fuertes, grandes y a ser posible con asas y tapa. Escribe en cada una de ellas: colocar, tirar, reubicar (en esta caja depositaremos los objetos que pertenecen a otras estancias de la casa), vender/regalar/donar.

En la caja de tirar coloca una bolsa de basura para deshacerte fácilmente de todos los objetos que vallas depositando aquí. La bolsa debe ser opaca. Si el contenido no se ve, evitarás cambios de parecer. Y si lo quieres hacer de manera aún más profesional, coloca en la caja de tirar cuatro bolsas de colores diferentes (siempre opacas). A cada bolsa le corresponderá un objeto de tirar pero de distinto material: cartón, plástico, vidrio y orgánico.

6. ¡Comienza el juego! Poned en marcha el temporizador durante 15 minutos. En este tiempo todos los participantes se afanarán en llenar las cajas con artículos que correspondan a cada una de ellas. Reíros juntos si tropezáis cuando vayáis de un lado para otro de la habitación o si alguien se confunde de caja. Es un juego y así debéis tomároslo. Nada de penalizaciones ni reproches. Se trata de disfrutar.

7. Agotado el tiempo. Una vez agotado en tiempo comenzaremos por la caja de tirar. Si has optado por la opción profesional, deshazte de las bolsas de basura llevándolas a los correspondientes contenedores de reciclado. Si consideras que tu hijo tiene la edad suficiente para que te acompañe, puede ser la oportunidad perfecta de explicarle de manera sencilla la necesidad y los beneficios de reciclar.

8. Caja de artículos regalar/donar/vender. Trasládala a un sitio de fácil acceso y donde la veas, pues deberás realizar esta tarea a la mayor brevedad posible.

9. Caja reubicar. Coloca en cada habitación correspondiente y en el lugar adecuado todos los objetos de esta caja.

10. Superado el caos inicial. Ya estás preparada para organizar tu caja COLOCA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *