Armoniza tu casa y favorece tu salud y bienestar: la energía de tu hogar

¿Quién no ha oído hablar alguna vez sobre Feng Shui o sobre la influencia de la energía y el ambiente en el bienestar de las personas?

En este artículo trataré de hacer una breve introducción a la filosofía Feng Shui y su aplicación en el hogar.

El Feng Shui es un arte milenario de origen chino, que estudia la influencia del paisaje, las orientaciones, la distribución, forma y color de las construcciones sobre la vitalidad de sus habitantes.

El Feng Shui es una manera de ver el mundo basada en el principio de unidad y la observación del orden perfecto y eterno del universo. Según esta disciplina, todo lo que nos rodea, incluso el mueble más pequeño y el adorno más insignificante, influye en nuestras inquietudes. Sus principios se fundamentan en la teoría del yin y el yang, dos tipos de energía que conectan a las personas con los lugares donde viven.

¿Qué significa?

“Feng” y “Shui” son dos caracteres chinos que significan viento y agua. Es el arte que determina la sintonía perfecta entre las fuerzas energéticas de la Tierra y el cosmos con la energía particular de cada persona. Entender la influencia de estos flujos energéticos es la base para determinar una ubicación mucho más favorable donde todo confluya armoniosamente.

Diferentes escuelas

El Feng Shui ha sido elaborado por grandes maestros, que han desarrollado escuelas o sistemas diferentes en su aplicación. En Occidente se han difundido cuatro escuelas de Feng Shui:

1. Escuela de la brújula o las ocho direcciones
Según este método, cada uno de los ocho puntos cardinales está relacionado con un tipo determinado de energía y determina estos puntos o direcciones dentro de una habitación o casa.
2. Escuela de la octava casa
Las fachadas de la casa y su disposición respecto a la brújula permiten dividirla en ocho segmentos o “casas”. Las cartas astrales de sus habitantes indicarían qué casa es la más adecuada para cada individuo, es decir, el lugar donde debería dormir, trabajar o pasar la mayor parte del tiempo.
3. Escuela de la estrella fugaz
Esta escuela parte de la orientación de la fachada y traza una carta astral de la edificación desde la fecha de su construcción. Evalúa el efecto de los alrededores y los elementos del edificio, y anticipa los problemas. Trata los ciclos del tiempo que definen los períodos de buena y mala suerte de una propiedad y está vinculada a las fuerzas intangibles del tiempo que ocasionan problemas de salud, materiales, físicos y económicos.
4. Escuela de la forma o secta del sombrero negro
Toma como punto de partida la entrada a la edificación. Parte de la noción de que la energía de un edificio fluye según la ubicación de la entrada y la forma del paisaje que lo rodea. Una cuadrícula denominada Bagua establecerá cómo cada área del edificio puede afectar a sus habitantes.

Todos estos sistemas recurren a la brújula para evaluar la circulación de la  energía en una edificación y atribuyen una influencia crucial a los campos magnéticos de la Tierra y a la energía del sol y los planetas. Están vinculados al sistema astrológico de los Nueve Ki, que permite elegir el momento más adecuado para llevar a cabo una acción.

entradablog03


Sus principios

Las cuatro escuelas del Feng Shui comparten los principios básicos del yin y el yang, los Cinco Elementos y los Ocho Trigramas. Las diferencias entre ellas residen en la aplicación de estos principios. Las cartas astrales de los habitantes de la casa también son importantes en las cuatro corrientes.

Aplicación práctica del Feng Shui en el hogar

1. Entrada principal
Debe ser acogedora. Asegúrate de que el felpudo es relativamente nuevo y está limpio. El recibidor debe de estar ordenado y decorado con colores brillantes, fotografías entrañables, plantas o flores. Cuando la entrada principal es atractiva, estás atrayendo las cosas buenas a tu vida.
2. Muebles
Siempre que sea posible, elige muebles que no tengan cantos rectos y esquinas puntiagudas.
3. Espacios
Evita recargar los espacios.
4. Decoración
Los objetos brillantes y luminosos atraen el chi, gracias a los sutiles fluidos que emiten y lo ceden a las personas que están cerca.
5. Estancias irregulares
Coloca muebles auxiliares para rellenar los rincones o zonas muertas.
6. Sillas y camas
No las coloques directamente enfrente de la puerta ya que recibirás un impacto demasiado brusco.
7. Cocina
Simplemente debe ser luminosa para atraer buenas dosis de chi que impregne los alimentos. Conviene que esté bien aireada y limpia para que el chi circule con suavidad, pero sin estancarse. Lo ideal es que tenga forma regular y sea espaciosa.
8. Ventanas
Evita dormir o sentarte de espaldas a ellas si no están cubiertas con una cortina gruesa ya que te sentirás inquieto y tendrás dificultades para dormir.
9. Espejos
Cobran gran importancia en el Feng Shui. Sirven para acelerar y redirigir el flujo de la energía. Puedes emplearlos para encaminar la energía y la luz hacia una dirección determinada de tu casa, donde el chi se encuentre estancado.
10. Plantas
Decora con plantas que limpien el ambiente y reduzcan la contaminación acústica y ambiental del hogar: aglaonema, chamaedoria, crisantemo, drácena, gerbera, hiedra y sansevieria.

Conceptos básicos

El Yin y el Yang. Dos tipos de energía que representan lo activo y lo pasivo. Son fuerzas opuestas y complementarias al mismo tiempo y uno de los principios fundamentales en los que se basa el Feng Shui. Suponen la dualidad del universo.
El Chi. Es la energía o fuerza vital universal que existe en cada ser vivo e inerte. El chi puede ser propicio, desfavorable o benigno. En general, este término se refiere a las corrientes de energía favorable que fluyen hacia un lugar bien emplazado.
Los Cinco Elementos. La madera, el fuego, la tierra, el metal y el agua.
Carta astral. Diagrama usado, entre otros métodos, por los astrólogos para ejercitar la astrología. Representa el cielo (posiciones de los planetas, estrellas fijas y algunos otros cuerpos) y la tierra (horizonte y meridiano) desde un lugar (latitud y longitud) y a una hora concreta (hora sidérea local), siendo una representación geocéntrica.
Hora sidérea local. Medida de tiempo basada en el movimiento de la Tierra con respecto a una estrella.
Cuadrado Mágico. Itinerario de las variaciones de la energía chi a través de cada año, cada mes y cada día.
Sistema astrológico de los Nueve Ki. En Japón, la astrología del Feng Shui se conoce como los Nueve Ki. El 9 corresponde a las nueve cifras del Cuadrado Mágico; “ki”, en japonés, es el término para la energía Chi.
Ocho Trigramas. Símbolos de los diferentes tipos de energía. Cada uno consta de tres trazos rectos, continuos o entrecortados, que representan el ying y el yang.

Fuente: Feng Shui práctico, Iona Purtí. Editorial Oceáno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *