La Psicología del desorden (2)

Frente a los demonios de tu armario

Los organizadores profesionales y terapeutas, ofrecemos estos consejos para ayudar a eliminar el desorden y evitar que se acumule de nuevo:

Comienza con algo pequeño: si no tienes tiempo o energía para un gran trabajo, aborda un día un cajón o un pequeño espacio. Establece un tiempo máximo de 15 minutos y calcula cuánto puedes hacer. Dividir la tarea en pequeños pasos es especialmente útil para las personas con problemas de atención.

entradablog02

Regala cosas: encontrar un segundo hogar para aquellas cosas rescatables, puede aliviar la ansiedad de separación y aliviar también sentimientos de culpa por ser un desperdicio.

Toma fotos: fotos de los vestidos viejos de fiesta, de los sombreros y camisetas de nuestro equipo u otros artículos nostálgicos pueden evocar los mismos recuerdos y mucho menos espacio.

Recuerda la regla 80/20: la mayoría de la gente usa sólo el 20% de su ropa el 80% del tiempo. Gran parte del resto de nuestra ropa refleja imagen o roles de vidas pasadas. Reconócelos como lo que son. Si quieres avanzar y liberarte del pasado, ¡empieza por tu armario!

Haz un inventario: ¿cuántos pares de pantalones vaqueros, zapatos, camisetas, vestidos negros u otros artículos tienes y cuántos necesitas? Hay que establecer algunos límites.

Atención plena en las compras: ¿lo voy a utilizar realmente o estoy tratando de llenar un vacío emocional? Un armario lleno de ropa y zapatos con las etiquetas de precio todavía puestas es un signo revelador de este último sentimiento. Muchas veces es más que suficiente con lo que ya tenemos.

Haz esta prueba: si el deshacerte de las cosas te parece doloroso, escóndelas temporalmente en un lugar accesible y comprueba si la sensación se pasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *