Archivo para noviembre 2018

QUIERES VENDER O ALQUILAR TU CASA: PRACTICA EL HOME STAGING

Para los que nunca habéis oído hablar de este concepto, el home staging es una técnica que consiste en preparar y presentar los inmuebles de una manera óptima, con el fin de hacerlos más atractivos para compradores e inquilinos potenciales. Se trata de un término inglés que literalmente significa “puesta en escena de la casa”. Es decir, adecuamos la vivienda de manera que se mejoren los pequeños defectos que puedan distraer al posible cliente; se corrigen detalles como un olor desagradable o una puerta que chirría. Se potencia la iluminación y se optimiza el espacio. No se trata de cambios drásticos sino de pequeñas pinceladas que marcarán la diferencia.

 

Un poco de historia

Se le atribuye a Barbara Schwarz  la creación de la técnica home staging, apareciendo por primera vez en Estados Unidos en la década de los años 70 y coincidiendo con el boom inmobiliario. Su aplicación comenzó con innovadoras técnicas de marketing y diseño de interiores.

Casi de inmediato se extiende a Canadá y Australia y llega a Europa a principios de los años 90, inaugurando el mercado británico para luego extenderse a los países escandinavos, Holanda, Francia, Alemania y Bélgica.

En España se instaura a lo largo de los años 2000 de manera lenta pero firme y progresiva, contando en la actualidad con numerosas agencias especializadas en este servicio.

¿Puedo yo mismo aplicar la técnica del home staging?

¡Claro que sí! Lo bueno del home staging es que no consiste en un proyecto de interiorismo, por lo que no es un trabajo exclusivo de interioristas o decoradores. Obviamente te ayudará tener unos conocimientos básicos, pero si no los tienes, no te preocupes. Tú mismo lo puedes realizar. Sólo necesitas seguir unos pasos y ¡no saltarte ninguno!

1 Ordenación y organización

Coge una caja grande de cartón y recorre tu casa recogiendo todo aquello que se encuentre fuera de su sitio. Después coloca lo que hayas metido en ella y recuerda: “un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar”. Una casa organizada te facilitará enormemente el siguiente paso.

2 Limpieza

En mi opinión, es una de las fases más importantes y también la que mayor tiempo te llevará. Pero no desesperes, el resultado marcará la diferencia. Fija un estándar alto de limpieza (cuchillo de punta y cepillo de dientes en mano para las zonas más difíciles) y planifica la tarea. No abordes toda la casa de una vez. Realiza habitación por habitación y aplica los productos y utensilios correctos. Procura tenerlo todo preparado para cuando empieces y así evitarás tener que ir al supermercado en mitad de la operación.

3 Reparación

Aunque a ti te parezcan pequeños desperfectos sin la menor importancia, una pequeña grieta en la pared, una baldosa suelta o una ventana que no cierre correctamente, podrían arruinar una venta o desencadenar una rebaja en el precio más allá de lo razonable.

4 Despersonalización

Elimina todos los objetos personales. El cliente debe imaginarse que esa puede ser su casa. Guarda fotografías, despeja completamente la meseta de la cocina, en el baño retira también frascos y geles de ducha, champús, etc. Imagínate en el baño de un hotel y trata de imitarlo.

5 Decoración y puesta en escena

En este punto entrará en juego tu vena artística. Intenta recrear pequeños momentos del día, como si fueses a filmar una película y tú fueses la protagonista. Imagínate leyendo un libro en tu rincón favorito del salón o desayunando un día de sol en la terraza. Después pregúntate,  ¿Qué necesitaría colocar para representar esta escena?

Sírvete de las velas para añadir calidez en el ambiente y no te olvides de encenderlas antes de que lleguen los posibles compradores.

Perfuma tu casa. El olor, aunque no te lo creas, influye en la venta de un inmueble. Es lo que se conoce como márquetin olfativo. Escoge para cada estancia aromas diferentes. Para la cocina debes aplicar olores naturales como cereza, mora, limón, menta o frutos del bosque. En el baño, aromas frescos que transmitan limpieza. En el cuarto de los niños los que transmitan olor a ropa limpia y a bebé. Olores florales para el salón o estudio porque combaten la fatiga mental y fragancias neutralizadoras si tenemos mascotas o fumamos.

En cuanto al color, si crees que necesitas pintar de nuevo tu casa y no eres un decorador, escoge siempre colores neutros y blancos. El blanco, aunque cueste creerlo también tiene una gama amplia de tonalidades.

Recibe a los posibles compradores con música ambiental en tono muy suave. Será un factor favorable que aumentará tus posibilidades de venta.

6 Fotografía

Después de todo este proceso de puesta a punto, tu casa ya estará lista para un buen reportaje fotográfico.

  • Enciende las luces.
  • Dispara a la altura de tus ojos ya que de esta manera conseguirás naturalidad.
  • Toma fotografías desde diferentes ángulos y si fuese necesario, mueve algún mueble para conseguir equilibrio en la imagen.
  • Sírvete de las nuevas aplicaciones de los Smartphone para realizar panorámicas. Te será muy útil en estancias reducidas.
  • No utilices el zoom del móvil ya que le restarás calidad a la imagen.
  • Evita situarte frente a la ventana porque que recibirás demasiada iluminación. (Las cortinas te servirán como difusores de la luz)
  • Intenta mantener la cámara en ángulo recto. Una línea torcida podría echar a perder la foto. Presta atención a las líneas de los marcos en las puertas, ventanas, cuadros…