VUELVE A DISFRUTAR DE TU VESTUARIO

¿Cansada de levantarte cada mañana y descubrir un armario repleto de ropa en el que nunca encuentras qué ponerte?

¿No tienes tiempo para organizar o renovar tu vestuario?

¿Conservas aún esos zapatos que ya no usas o te hacen daño?

¿El cambio de ropa de una temporada a otra se te hace cuesta arriba?

¿Tienes ropa que aún lleva la etiqueta puesta?

Si la mayoría de tus respuestas son un , claramente necesitas poner orden en tu vestuario.

Ponte en contacto conmigo y resolveré todas tus dudas y preguntas sobre cómo organizar tu armario. Solicita una cita personal conmigo sin ningún compromiso. La primera visita es totalmente gratuita si resides en Palma de Mallorca. También me desplazo a otras ciudades y provincias para realizar trabajos de organización. No te quedes con la duda, estaré en cantada de atenderte!!

EL ARMARIO PERFECTO DE LOS 20 A LOS 70+

No hay necesidad de que renueves tu armario cada temporada. Basta con que elijas los básicos e imprescindibles como fondo de armario y complementes con piezas originales, interesantes y elegantes que funcionen para ti.

Tu objetivo principal a la hora de vestirte debe ser tu estilo personal, aunque seas de las que le gustan seguir las últimas tendencias. No importa la edad que tengas, vestir bien consiste en desarrollar tu personalidad con tu propia moda.

Un armario ordenado y bien organizado corrige nuestra tendencia natural al desorden, y nos ayuda a encontrar nuestro mejor estilo.

Los 20s

Es el momento de experimentar y probar cualquier estilo y combinación entre las miles de opciones que tienes. Explora quién eres y juega a tu gusto con la moda. Siéntete libre. Es la edad perfecta para llevar literalmente cada día de la semana un estilo diferente. A esta edad y en cuando a moda se refiere no te juzgarán. Asume riesgos y mezcla colores y tejidos. Lunes: Pídele prestado un blazer a tus amistades masculinas; prueba una chaqueta militar customizada el martes. Vístete tan ultra corto como te atrevas el miércoles. Lleva el jueves unos vaqueros desgastados y una camiseta con logo. Viernes, coquetea con un sexy vestido de sirena y mezcla todos estos estilos con grandes accesorios el sábado y el domingo.

Todo lo que necesitas para comenzar son unas cuantas prendas básicas: unos vaqueros a tu medida, una camiseta básica, una chaqueta y un vestido de fiesta o dos. A partir de ahí, arriesga y exprésate cuanto puedas. ¿Pantalones cortos como ropa de noche? ¿un vestido peekaboo? ¿Un traje de chaqueta combinado con botas altas? Fabuloso.

Los 30s

Unos cuantos años integrada al mundo laboral y social han repleto tus bolsos más grandes y llenada tu agenda. Tu vida diurna se basa en prendas de primera necesidad; pequeñas y encantadoras faldas tubo, vestidos, pantalones a medida y alguna estupenda chaqueta. Entre el día y la noche nunca hay tiempo de volver a casa y probarnos cinco conjuntos frente al espejo. Entonces, ¿cómo conseguir cambiar de look al estilo del bolso de Mary Poppins? Asegúrate de tener el bolso correcto, por ejemplo. Compra una pieza elegante de cuero en la que guardes fácilmente una pequeña chaqueta con lentejuelas o un par zapatos de tacón que estilicen la falda tubo y la blusa estilo dama que llevabas a la oficina. Asegúrate de tener espacio para un collar espectacular, una manada de brazaletes y un cinturón ancho de charol. (Seguro que también tienes espacio para ocultar un par de bailarinas como emergencia).

Los 40s

Tu mantra es ser pulida y sexy incluso si vives en el lado más urbano y chic de la calle, así que cambia las minis por unos pantalones largos y holgados que hagan que tu guardarropa tenga un estilo más refinado. Apuesta por las formas que mejor le sienten a tu figura y no olvides el poder del color o lo sexy que puede ser una sugerente de hombro, espalda o pierna. Todos los esfuerzos en vestir adecuadamente estos años, se dan suma ahora. Una camisa de vestir bonita y sencilla, pero en un tono vibrante dejará cao a tu incondicional amiga. Compra ropa de calidad e invierte en una modista o sastre, que pueda hacer pantalones, faldas, blusas, chaquetas e incluso un par de jeans desgastados, diseñados especialmente para ti.

Los 50s

Los cincuenta son ingeniosos y lo más alejado del frumpy (pasado de moda y poco atractivo). Todas las reglas de una sastrería impecable, telas finas, materiales de calidad y colores complementarios aún siguen aplicándose, excepto que ahora, el estilo elegante se ha convertido en algo natural y ya no pasas horas y horas en tu armario, buscando el conjunto adecuado. Has amasado una excelente colección con infinitas posibilidades de combinaciones. Sabes escoger a la perfección de entre tus conjuntos cotidianos sin importar la ocasión, entiendes instantáneamente qué ponerte y cómo llevarlo. No hay segundas pruebas. Boda de verano después de las 6.00 pm; un vestido de cóctel pegado en un tono alegre con algunos adornos delicados. Brunch de domingo seguido de una tarde compras; un abrigo suelto arrojado despreocupadamente sobre un vestido con un collar sofisticado. ¿Cena de gala? Sacamos del armario el smoking. ¿Fin de semana relax? Camiseta a rayas, jeans blancos, varios cardigans de cachemire y alpargatas de cuña. Pero tú ya lo sabías.

Los 60s

Has cultivado durante años tu estilo personal, pero aún te divierte incorporar tendencias sutilmente con una bolsa, una bufanda o un zapato. Te fijas en la moda para añadir a tu armario algo realmente rompedor. Un conjunto se puede transformar de varias maneras con accesorios brillantes, como un montón de cadenas, una bufanda holgada, un cinturón metálico o un collar que atraiga los ojos hacia un fino escote.

Los 70s

Las mujeres más vanguardistas tienen un verdadero tesoro de armario donde elegir: trajes atractivos, elegantes vestidos de noche, el par perfecto de jeans desgastados y cantidad de magníficos suéteres y tops. Del mismo modo, tu colección de accesorios y joyas son piezas icónicas que han resistido los caprichos de la moda y son lo suficientemente variadas para adaptarse a cada situación. No importa lo que uses, nunca pareces anticuada. ¿Y la mejor parte? Las prendas que compraste inteligentemente hace años aún se ven fenomenales. Enhorabuena.

TU ARMARIO ORGANIZADO EN 6 PASOS

1. PERCHAS

Comienza eligiendo las perchas correctas para cada tipo de prenda. Cambia las perchas de tintorería y las de hombreras difíciles de manejar, por perchas finas, adherentes y cuidadosas con tu ropa más delicada. Permiten maximizar hasta el armario más pequeño. También puedes colgar en ellas los vestidos, camisas y camisetas. Elige el ancho correcto de la percha de manera que coincida con tu talla de ropa.

2. AÑADE UNO QUITA UNO

Por cada nueva prenda que añadas a tu armario, trata de retirar otra. Si no lo haces, pronto lo verás saturado otra vez.

3. GUARDA LA ROPA DE LA TEMPORADA ANTERIOR

Te permite ganar espacio y ampliar vestuario para cada estación. Guarda la ropa limpia y en bolsas al vacío. De esta manera la protegerás de humedades y polillas y ocupará un espacio mínimo.

4. ETIQUETA

Si guardas los bolsos y zapatos en bolsas y cajas, etiquétalos. Evitarás cajas rotas y bolsas desperdigadas por toda la habitación a la hora de vestirte.

5. ALMACENA DOBLE

Asegúrate de aprovechar el margen inferior y superior del armario. Coloca unas baldas y verás qué gran espacio ganas.

6. ORDENA POR CATEGORÍAS

Vestidos, pantalones, blusas, camisetas, jerseys... Ordena tu armario por tipo de prenda, así encontrarás fácilmente cualquier blusa o vestido que quieras por muy fino y escurridizo que sea.

CÓMO FUNCIONA EL SERVICIO DE ORGANIZACIÓN DE ARMARIOS Y VESTIDORES

Te ayudaré a organizar el armario por completo y de una vez por todas. No importa si tienes 10 o 100 camisetas. Con un servicio profesional de organización de armarios todo estará colocado y en perfecto orden para que al levantarte cada mañana, disfrutes eligiendo tu nuevo atuendo. Aprovecha este servicio para renovar tu vestuario, tu imagen y hasta un nuevo look.

¡Te divertirás, disfrutarás y no te arrepentirás!. Contáctame sin ningún compromiso para más información.