SOLUCIONES PRÁCTICAS Y UN ESPACIO VERSÁTIL

Las habitaciones de los niños tardan poco tiempo en colapsarse y de vez en cuando se hace indispensable poner en ellas un poco de orden, retirando lo que ya no usan y organizando el resto de cosas que necesitan cada día. Los niños crecen rápidamente y tienen cada año nueva ropa, nuevos juguetes, libros y material de estudio. Tratar de organizar toda esta vorágine en una sola habitación de manera que ellos disfruten y conseguir a la vez que todo esté ordenado, es un desafío. Supone además grandes dosis de paciencia y si tienes dos, tres o cuatro pequeños, el tema se complica.

Te ayudaré en este trabajo, descartaremos juntas lo que a tus hijos ya no les sirve y ordenaremos el resto. Te enseñaré a conseguir un orden que perdure y te aportaré soluciones prácticas. Conseguiré que la habitación de tus hijos sea un espacio versátil donde jueguen y estudien.

EL POR QUÉ DEL DESORDEN EN LAS HABITACIONES DE LOS NIÑOS

Es curioso que las habitaciones de los niños suelan ser de las más pequeñas de la casa, carezcan de armarios empotrados y además guardemos en ellas ropa en desuso, de otras temporadas, juguetes e incluso sobrantes del resto de habitaciones.

No podemos exigir a los niños que sean organizados si su armario está a rebosar, si en los cajones no coge un alfiler o los juguetes campan por todo el suelo porque las estanterías están repletas. Menos aún deberíamos exigirles este comportamiento si al abrir nuestros propios armarios la ropa se nos viene encima y solemos dar vueltas por las mañanas buscando el móvil, las llaves o las gafas de sol. ¡Prediquemos con el ejemplo!

La tarea no es fácil pero la solución pasa por el reto de clasificar (donar, regalar, tirar o conservar), colocar y reciclar.

No abordes sola esta tarea al menos que tus hijos sean bebés. De lo contrario hazles partícipes de las sesiones de organización (al ser pequeños te llevará más de una) y considera este proceso como una actividad de aprendizaje. De este modo y a manera de juego les estarás transmitiendo  sin que ellos sean conscientes, la lógica organizativa.

Ayudarás al mismo tiempo a que aprendan a cómo mantener su cuarto ordenado. Ármate de paciencia. Es cierto que la organización no será tan rápida como si la hicieras tu sola, pero recuerda que el objetivo es que en el futuro sean ellos mismos quienes se encarguen de recoger su cuarto. ¿O eres de las que siguen preparando desayunos y guardando camisetas y calcetines de toda la familia aún cuando ya tienen 17 años y más ... ? ¡Para!

NI ADULTO NI NIÑO. ADOLESCENTE

La etapa más difícil de convivencia entre padres e hijos: la adolescencia. Lo bueno es que todos pasamos por ella y cuando la cosa se complica podemos echar la vista atrás y ayudarles en ese periodo loco compartiendo con ellos nuestras propias vivencias, inquietudes, deseos y pasiones.

¿Quíen no quería aislarse en su cuarto por un tiempo "indefinido"? ¿Te acuerdas? La organización ayuda a que todos los miembro de la familia se sientan bien en casa y eso incluye a los adolescentes. Una hogar organizado te relaja, te libera de estrés y te permite pasar más rato junto a tus seres queridos. Evita que el tiempo que estés en casa lo dediques por completo a limpiar, cocinar y recoger. Una buena organización de todas las tareas que conlleva un hogar (comidas, compras, limpieza ...) te ahorrará incontables horas. Aprovecha estos momentos para estar con tus hijos adolescentes, ahora te necesitan más que nunca. Múestrate su amigo, sin que él lo note. Y si te sientes desbordada y no sabes por dónde empezar, no esperes a entrar en crisis y tirar la toalla. Pide ayuda a un organizador profesional.

En esta etapa de cambios es conveniente que los adolescentes tengan una habitación adaptada para ellos donde puedan refugiarse. Preparad juntos este nuevo espacio que dará paso en poco tiempo a la edad adulta.

No te preocupes si vuestros gustos no coinciden. No sólo es natural sino muy sano. Es muy posible que no compartas su estilo gótico, hippie, lolita o pijo, tranquila. Una decoración y organización de la habitación bien estudiada y planificada hará que lleguéis a un punto de encuentro. Puede incluso que luego empieces a cambiar de vez en cuando tus zapatos de tacón por esas botas verde miliar de tu hijo.

PASOS A SEGUIR

PLANIFICA
La clave de un buen trabajo de organización es una buena planificación. Observa el espacio, los muebles que tienes y todas las pertenencias; ropa, juguetes, libros y material de estudio. Valora si las zonas de almacenamiento con las que cuentas son suficientes y adecuadas; ten en cuenta que los sistemas organizativos de adultos no satisfacen las necesidades de toda la familia. Las puertas correderas o de fuelle pillan dedos y se salen de las guías. Las barras de los armarios suelen quedar fuera del alcance y las cajas grandes de juguetes albergan un batiburrillo de objetos varios.

SISTEMAS DE ALMACENAJE
Aunque habría que valorar cada caso en concreto, se puede decir en general que la base del almacenamiento infantil es la facilidad con la que los niños puedan sacar y volver a colocar. Siguiendo esta premisa, usa recipientes a nivel del suelo para guardar juguetes como por ejemplo cestos sin tapa. Utiliza contenedores rectangulares para los libros y cajas para los calcetines. Los archivadores de fuelle grande son ideales para conservar la colección de dibujos que realizan a lo largo de un curso escolar. Apuesta por estructuras flexibles que se adapten a medida que se vayan haciendo mayores. Los cajones de cama son un espacio de almacenaje extra muy valioso para la ropa de cama por ejemplo. Para ellos nunca habrá juguetes de más sino espacio de menos por lo que aprovechar cada rincón es fundamental. La forma en que presentes y decores la habitación también jugará un papel importante en el mantenimiento del orden.

NIVELES EN LA ORGANIZACIÓN
Organiza de abajo arriba y ten en cuenta la estatura del niño. En base a esto los juguetes y las pertenencias más usadas deben situarse en los cajones y estantes inferiores o al nivel del suelo. A esta edad los niños no suelen contar con infinitas prendas de vestir por lo que una barra de colgar situada a la altura de sus ojos debería ser suficiente. Si no es el caso, coloca una segunda barra justo encima, para la ropa más ocasional. Puedes almacenar los calcetines y la ropa interior en cajas.

ETIQUETADO
La impresión de etiquetas gráficas con imágenes de calcetines, camisetas, muñecas y bloques de construcción contribuirán a que el niño recuerde el sitio de cada objeto. La inversión en una moderna DYMO te será de gran ayuda en esta tarea de etiquetaje. Ya verás lo útil y adictiva que puede llegar a ser esta pequeña máquina.

RUTINAS DE MANTENIMIENTO
Al igual que las rutinas en el baño y las comidas o la siesta, establecer rutinas de orden diarias ayudarán a que la habitación se mantenga por más tiempo recogida. Es normal que de vez en cuando tengas que echar un vistazo al cajón de los calcetines o al cubo de los juguetes; no te alarmes. Estas son algunas de las rutinas que podríais incorporar junto al resto de hábitos cotidianos. Recogida matutina: nórdico estirado, almohada colocada, habitación ventilada, pijama guardado y ropa sucia a la lavadora o en el cubo de la ropa sucia. Recogida vespertina: juguetes en su lugar, ropa preparada, mochila organizada, almuerzo planeado.

REGLAS PARA TODA LA FAMILIA
Los niños son el espejo de sus progenitores y muchos de sus comportamientos vienen dados por imitación. Descálzate al entrar en casa y tu hijo te seguirá, límpiate los dientes junto a él y pronto te pedirá un cepillo. No les exijas que mantengan su cuarto ordenado si tu habitación es una leonera. Comparte con ellos la hora de realizar las rutinas establecidas y pronto se convertirán en hábito. Sólo necesitas 21 días.

CÓMO DISEÑAR UNA HABITACIÓN PARA UN ADOLESCENTE

ESPACIOS MULTIFUNCIONALES
Piensa que a tu hijo le gustará invitar a sus amigos a quedarse a dormir. Opta por la cama nido, supletorias o divanes. Son perfectas para las habitaciones de adolescentes. Están camufladas y no ocupan espacio.

ALMOHADONES
No escatimes en unas buenas almohadas. Los adolescentes pasan más horas de las que nos gustaría tumbados en la cama y la convierten en un sofá en El que leen, juegan e incluso estudian por la noche. Elije las almohadas y cojines con mayor densidad de fibras en el relleno. Tienen mayor suavidad y será más difícil que les entren impurezas.

ESPEJOS
Les encanta cambiarse 5 veces de vestuario, 4 veces de peinado y al menos otras 2 de zapatos. Y todo esto sin contar con las pruebas de look de su inseparable amiga. Un espejo grande cubrirá esta necesidad. Además de ser un elemento muy decorativo, duplicará el espacio y la luz.

CÓMODAS DE VARIOS CAJONES COMO MESILLAS DE NOCHE
Todo cajón será poco para albergar la cantidad abalorios, notas y recuerdos especiales a salvo de miradas indiscretas del resto de la familia.

MUEBLES PERSONALIZABLES
Si tienes en tu casa a la nueva Agatha Ruiz de la Prada o al mismísimo Bruno Rainaldi, no dudes en dejar que expresen su personalidad dando a los muebles su acabado final.

PERCHAS
El hecho de que deseemos que vuelvan a ser niños otra vez, no cambiará la realidad de que se hacen mayores, y al igual que la ropa se les ha quedado pequeña, las perchas infantiles y de bebé ya no son útiles. Compra perchas finas y antideslizantes de un tamaño acorde a su talla. Cuelga en ellas las camisetas, las camisas, los vestidos y jersys que no sean muy pesados. En perchas de madera que ocupan más volumen podrás colgar las cazadoras y abrigos. Las faldas van colgadas en perchas con pinzas y para los pantalones existen diferentes opciones que dependerán de diseño y amplitud del armario. Pueden ir debidamente doblados o colgados en perchas.

PERCHEROS
Muy útiles y un arma de doble filo para los más desorganizados. Son ideales para preparar la ropa del día siguiente y dejar colgada la mochila, el bolso y el abrigo de regreso a casa. El problema surge si se usa como armario supletorio. Recomiendo por tanto que se tenga clara su función antes de adquirirlo.

ESCRITORIO
Se terminó la época en la que hacíamos los deberes en la cocina mientras nuestras madres nos preparaban la merienda o la cena. Ahora los niños a partir de los 8 años ya tienen deberes y les gusta contar con su propio espacio para organizarse (y para jugar con el móvil, la tablet, el ordenador …) Si tienes elección, sitúalo lejos de posibles distracciones. Es una buena opción que dispongan de una cajonera y un organizador de cables integrados. Compra una silla ergonómica y regulable que crezca con ellos durante años.

ILUMINACIÓN
Es uno de los aspectos más importantes y sin embargo de los más olvidados. Nuestros hijos no sólo duermen en la habitación, sino que juegan, estudian y en ocasiones hasta meriendan. Es fundamental contar con una buena iluminación natural con elementos como cortinas y estores que regulen la luz, evitando deslumbramientos y exceso de temperatura. En cuanto a la iluminación artificial se debe contar con diferentes tipos de iluminación para emplear tanto solos como combinados según la actividad o momento del día. De esta manera contaremos con una iluminación general (lámparas de techo que distribuyan la luz de manera uniforme), iluminación de zonas concretas (lámparas de lectura de intensidad regulable y direccionables), iluminación focal (apliques que destaquen objetos decorativos o muebles), y la iluminación ambiental (lámparas decorativas que ofrecen una luz tenue y juegan con el color y las sombras).

FOTOMURALES
La decoración con foto murales es una excelente opción para dar vida a la habitación de un adolescente. Puedes decorar una pared entera, una puerta, un armario o la mesa del escritorio. Sólo necesitas imaginación y un poco de habilidad con el papel. Ten en cuenta que para que quede bien la superficie ha de ser lisa. No son aptos para paredes estucadas o con gotelé. Los hay de todo tipo, desde vintage a flores psicodélicas u oscuros personales del cómic. Sírvete de la ayuda de un profesional si deseas un acabado perfecto.

ALFOMBRAS
¿Son tus hijos de esos que siempre andan descalzos? Al no ser que sean alérgicos a los ácaros, una buena alfombra hará que su habitación sea realmente confortable y protegerá sus pies. Con las alfombras puedes además delimitar espacios y dar calidez. Las últimas tendencias apuestan por la combinación de diferentes texturas en una misma pieza. Toma medidas y sal con tu hijo a la caza de la mejor alfombra del mercado. Eso sí, ¡fácil de limpiar!

EL SERVICIO DE ORGANIZACIÓN EN LAS HABITACIONES DE NIÑOS Y ADOLESCENTES

Soluciones prácticas y espacios versátiles serán la clave de este servicio de organización. Niños y adolescentes volverán a disfrutar jugando y estudiando en sus habitaciones. Fuera el desorden, la ropa amontonada y los libros y juguetes en el suelo. ¿Qué tal una sesión de organización teórica y práctica para tus hijos adolescentes? Les enseñaré a cómo doblar y organizar su ropa, sus complementos, sus cosméticos. Les gustará a ellos tanto como a ti.

Lecciones prácticas de organización para toda la familia.

¡No dudes en contactarme para cualquier consulta!