ORDENADA DE NACIMIENTO

Ordenada desde que era pequeña

¿ERES MUY ORDENADA O TIENES UN TOC?

En ese momento empiezo a sonreír y digo: no, no tengo un TOC, soy así de nacimiento.
(Risas)

Soy consciente de mi cualidad de ordenada desde que tenía ocho años. Mi afición y pasión por el orden comienza cuando de pequeña veo a mi hermana ordenar sus propios cajones. Ella es cinco años mayor que yo y una “organizadora nata”.

Por aquel entonces recuerdo que me fascinó ver como colocaba sus pinturas por colores y los juguetes por tamaños, forraba los libros con esmero cuidado y pegaba en cada uno de ellos un distintivo con su nombre. ¡Su libro de matemáticas era digno de enmarcar!

Era también extremadamente cuidadosa con su ropa, y yo quería imitarla. En ese momento se me ocurrió la idea de emplear la paga de los domingos en "contratarla" para que me diera clases sobre cómo organizar mis cajones. ¡Y Funcionó!

Yo era una alumna aventajada y se vio enseguida que lo llevaba en la sangre. En pocas semanas prescindí de sus servicios y SimpleLife Organizers, aunque yo aún no lo sabía, había nacido ya.

Ordenada desde que era pequeña

LA CLAVE DEL ORDEN

ORDEN VS ORGANIZACIÓN

Orden y organización son dos palabras que, aunque empleemos indistintamente al hablar, tienen significados diferentes y son la base de la ordenación.

♦ Cuando hablamos de orden nos estamos refiriendo a colocar las cosas en su debido lugar, de hecho, si consultamos el diccionario de la Real Academia Española dice así: "colocación de las cosas en el lugar que les corresponde". (RAE)

♦ Al hablar de organización en cambio, nos referimos a planificar.

Y ahora viene la pregunta: ¿cómo saber cuál es el debido lugar?

La respuesta nos la da precisamente la organización o planificación; el estudio del espacio y del contenido es la clave del orden duradero.

Muchos de mis clientes me dicen que ordenan pero que el orden no les dura. El diagnóstico está claro: han entrado como elefantes en una cacharrería y no han planificado antes.

En la organización cabe destacar además, otra variable importante que es, el usuario. No es lo mismo organizar la habitación de un bebé que el dormitorio de un adulto o una persona mayor.

CONCLUSIÓN:

1º PLANIFICA

• CONTINENTE

• CONTENIDO

• USUARIO

2º ORDENA

Cuando empecé a ordenar, no seguí ningún método. Simplemente ordenaba. Al principio parecía que lo había hecho bien, pero al cabo de una semana mi cajón ya no era el cajón modélico que había ordenado días antes.

Entonces me di cuenta de que algo fallaba y empecé a agrupar mis plastidecores por un lado y a utilizar gomas elásticas para contenerlos, cajas de cartón para los lápices Alpino, y botes de yogures Yoplait para las gomas de borrar y sacapuntas.

Sin saber el significado, inconscientemente empecé a planificar y cada día buscaba nuevos sistemas organizativos que mantuvieran a raya todas mis pertenencias.

EL ORDEN COMO PRINCIPIO DEL UNIVERSO

El orden es un concepto que aparece ya en la explicación de los orígenes del universo.

Cualquier reflexión sobre el mundo exige un orden para su interpretación; bien sea divino, mágico, mitológico o proveniente de la razón humana. Cada cultura ha construido un orden según sus creencias e interpretaciones.

Desde el pensamiento filosófico antiguo en el que el orden surge de una ley natural a la edad moderna, el orden ha dado lugar a reflexiones y sentencias.

 

ESTAS SON MIS PREFERIDAS:

“Con orden y tiempo se encuentra el secreto de hacerlo todo, y de hacerlo bien.”
PITÁGORAS

“La vida es un trabajo universal de organización; traiciona a la vida quien no vive para el orden.”
RICARDO LEÓN Y ROMÁN

“Estableced el orden: el hábito se encargará de mantenerlo.”
DUQUE DE LEVIS

“Nuestro entorno está conectado con nosotros y refleja nuestra mente: cuando está desordenado, nuestra mente también.”
KEISUKE MATSUMOKO

“Se podría decir que ordenar ordena la mente, mientras que limpiar la limpia.”
MARIE KONDO

“El amor como principio, el orden como base, el progreso como fin.”
AUGUSTE KOMTE

“Cuida el orden para que el orden te cuide a ti.”
SAN AGUSTÍN

“Comenzando por sí mismo y por los suyos, primeramente puso orden en su casa, lo que para la mayoría no es menos difícil que gobernar una provincia.”
TÁCITO

“Aprovechad el tiempo que vuela tan aprisa; el orden os enseñará a ganar tiempo.”
GOETHE

“Utilizar el orden para enfrentarse al desorden, utilizar la calma para enfrentarse con los que se agitan, esto es dominar el corazón.”
SUN TZU

“El amor es una parte del orden. El orden precede al amor, y el amor únicamente puede desarrollarse en el marco del orden.”
BERT HELLINGER

¡Apúntate a nuestra Newsletter!

REGALO DE BIENVENIDA 

LA ACUMULACIÓN: PRINCIPAL ENEMIGA DEL ORDEN

En el proceso de acumulación juega un papel muy importante el cómo nos sentimos con respecto a nuestros hogares, al lugar donde trabajamos e incluso sobre nosotros mismos.

El acopio de objetos inservibles podría entenderse como llevar una mochila cargada de piedras a la espalda que cuando la dejamos caer obtenemos una gran dosis de energía extra. Tras la liberación de esta carga ganamos en claridad y vitalidad. Esto es fácil de entender, sin embargo ¿por qué acumulamos objetos que ya no necesitamos?

1. MAS POSESIONES SIGNIFICAN MÁS VALOR

La sociedad nos convence de que valemos más si poseemos más. Así que compramos y acumulamos posesiones no porque necesitemos más cosas, sino porque deseamos ser más valiosos a los ojos de los demás.

2. BAJA AUTOESTIMA

A menudo nos sentimos inaceptables, incompetentes y sin importancia. Creemos que no somos capaces de alcanzar nuestros sueños, de encontrar el amor verdadero o de hacer algo diferente en la vida.

Nos falta orientación y pasión. Sentimos el vacío que la falta de objetivos deja en nuestros corazones y tratamos de llenarlo con compras, bienes y mercancías, porque creemos que eso nos hará felices. O por lo menos eso es lo que nos prometen los comerciales, los anuncios y los carteles que inundan nuestra mente cada día.

3. MIRANDO AL PASADO

Tendemos a aferrarnos a los objetos que nos recuerdan tiempos más felices cuando nos sentíamos queridos, merecedores y considerados.

Conservamos recuerdos de una época en la que tuvimos éxito en el deporte, cuando nuestra carrera profesional prosperaba o cuando pesábamos menos y éramos más jóvenes.

Convertimos y glorificamos esos objetos de cuando una vez fuimos lo suficientemente buenos y teníamos motivos para estar orgullosos de nosotros mismos.

Esos objetos nos recuerdan que NO somos una causa perdida y que todavía hay esperanza de que nuestra vida merezca la pena.

4. MIEDO A DECIR NO

En muchas ocasiones creemos que solo somos dignos del amor, el respeto y el aprecio de otras personas si les complacemos sin parar. Así que no nos atrevemos a decir "no" si nuestra abuela nos ofrece su colección de muñecas de porcelana de más de 100 piezas.

Conservamos el jersey que nos regaló nuestra mejor amiga, aunque sepamos que jamás nos lo vamos a poner. No queremos incomodar a nuestra pareja tirando los miles de marca libros recuerdos de sus viajes de negocios.

No podemos decirle a nuestra hermana que, aunque usemos la misma talla de pantalones, ya tenemos suficientes vaqueros.

Y así va creciendo el desorden debido a que queremos complacer a los demás, hacerles sentir felices y sentirnos dignos de su amor o amistad.

5. POR COSTUMBRE

Estamos tan acostumbrados a nuestra vida desordenada que somos expertos en lidiar con el desorden, y reorganizamos nuestras vidas alrededor del caos, sin importar cuán desagradable sea e incluso convenciéndonos a nosotros mismos de que nuestra casa tampoco está tan desordenada.

6. MIEDO AL CAMBIOS

Todo proceso de organización resulta abrumador al principio ¿Por dónde empezar? ¿Merecerá realmente la pena?

El desorden nos desequilibra y a veces, incluso puede avergonzarnos, así que elegimos no comenzar antes que arriesgarnos a fallar porque el fracaso significaría que no tenemos remedio.

Posponiendo la organización, el desorden gana una y otra vez. Nos atrapa en un círculo interminable de culpa, vergüenza, auto condena y ansiedad, haciendo las cosas peor de lo que nunca fueron.

TE PUEDE INTERESAR

Espero que te haya gustado mi nueva entrada al blog. Si es así puedes dejar un comentario o compartirlo en tus redes sociales. Me ayudará muchísimo a que Google tome en serio este artículo y más gente pueda leerlo.

¿Me ayudas a que la comunidad de los "Organizers" siga creciendo?

Muchas gracias por adelantado

 

Lorena Peláez
Organizadora Profesional

¿HABLAMOS?

Contáctame sin ningún compromiso para recibir más información.

1ª Consulta y visita presencial gratuita.

Servicio también disponible online.

Deja un comentario